Advertencia: no soy un ejemplo a seguir si quieres perder peso rápidamente. Me gusta ir sin prisas y con pausas.

martes, 27 de junio de 2017

Volver a empezar

Mientras escribía el título de hoy, me he acordado de cuando le dieron el Oscar a Garci por la peli. ¡¡Fijaos si soy mayor!! jajajaja

Como lo prometido es deuda...

Peso = 74,4 kg
IMC = 31.4

Vuelvo a estar en mi momento de máxima expansión, me expando como el universo. A ver cuando vuelvo a encoger.... ejem.

Pero como no tengo vergüenza, hoy me he tomado una cervecita con media docena de olivas a mediodía.

A ver si mañana me centro más.

Bona nit.

lunes, 26 de junio de 2017

Va, mañana me peso

Pues sí, después de muchos días de pequeños y grandes excesos me voy a pesar. A ver si así tomo consciencia de que comer tanto no es bueno, aunque esté muy bueno...

El capricho de hoy ha sido picatostes fritos en la crema de calabacín. Creo que me he pasado, con media docena tenía suficiente.

Ayer tomé un gran vaso de horchata, artesana, qué rica!! También un helado y ahí ya me pasé.

Mañana más.

A cuidarse chicas!!



jueves, 22 de junio de 2017

Ya ves, sí me despisté!

Desastre total, he engordado lo que perdí y encima me encuentro hinchada y con el vientre duro.

Eh! Que no me rindo, eh? A mí, que tantas veces he caído y me he levantado, a mí no me puede nada. Yo cabezota, cabezota, sigo queriendo bajar de 70 kg. No sé cuando lo conseguiré pero es mi primer objetivo y algún día llegaré.

A ver.... ahora los kilómetros de junio... cada semana ando unos 43 km y llevo hasta hoy 127 km. Mola eh?

Me están fallando los fines de semana porque no he salido mucho de casa, no paro de hacer lavadoras, etc y no me da tiempo de andar lo que me convendría.

Hasta pronto y ánimo a todas las que estáis por ahí!

lunes, 12 de junio de 2017

Me despistooooo

Hola!

Este fin de semana y hoy me estoy despistando y ya noto la barriga más hinchada. Esta noche estoy cenando ligerito y mañana no me va a tocar ni el azucarillo del descafeinado, jeje.

Quiero bajar un par de quilos más para que me queden mejor los pantalones y las faldas de verano. Quiero mejorar mi autoestima, quiero verme un poco mejor y eso es bueno porque este invierno me ha preocupado poco mi aspecto, en lo que a gordura se refiere.

Pero recuerdo el final del verano pasado y del anterior, recuerdo que me dije: esta camiseta me irá enorme el año que viene. Y a estas alturas me queda igual.

Por tanto, a reducir dulces y pan para "sucar" aceite. A seguir andando, hoy 10 km.

Hasta pronto!!

jueves, 8 de junio de 2017

Comiendo como hace 10 años

Hola,

Desde hace unas dos semanas estoy comiendo de todo y de vez en cuando algún dulce, o sea, he comido como durante toda mi vida sin sobrepeso. También he andado mucho más y eso ha hecho que esta mañana pesase 71,1 kg. He perdido más o menos 1,5 kg en dos semanas y me encuentro animada y contenta. Más que por los quilos, estoy contenta porque he vuelto a los viejos hábitos. De hecho, todo esto es un proceso que llevo gestando desde marzo, cuando bajé también a 71,1 kg, pero en abril tuve mucho estrés y se me fue la constancia, la inspiración y la olla.

Hace cuatro días volví a instalar en el móvil el podómetro. Anteayer anduve 7,5 km, ayer 13,6 km y hoy 8 km. He ido (o vuelto) a trabajar andando, son casi 4 km. A veces también vuelvo en bici pero ahora me da cosa porque el carril bici está a pleno sol y lo cojo a las 3 de la tarde, uff. El camino por donde voy andando está a la sombra.

Como ejemplo voy a poner lo que he comido hoy, a ver si me acuerdo. Aviso, no es una dieta de adelgazamiento, es lo que como más o menos diariamente (o parecido).

Desayuno: unos 50-60 g de pan integral de espelta con aceite y 30 g de queso de oveja, un te verde con menta y una cucharadita de postre de miel.

Media mañana: un zumo de naranja (en invierno me como un bocadillo de pavo y un descafeinado o colacao de la máquina en vasito pequeño)

Almuerzo: un buen plato de ensalada con lechuga, zanahoria, tomate y espárragos. 3 cortezas y 7-8 patatas de churrería (esto solo lo hago los domingos pero mi suegro trajo ayer y se pasó comprando). Dos trozos de pechuga de pollo con un cazo de fideos a la cazuela que le sobraron a mi madre. Una docena de cerezas. Otro te verde, este con jazmín, y una cucharadita de miel.

Merienda: dos heladitos mini. Casi nunca meriendo porque ceno muy pronto y almuerzo tarde, hoy ha sido una excepción.

Cena: no tenía hambre así que he comido un huevo duro, un vasito de gazpacho y una manzana grandota.

Y eso es todo. Si quiero adelgazar sé que debo quitar las patatas y los heladitos pero tampoco nos vamos a castigar por eso. No penséis que los como cada día.

Me han animado mucho vuestros comentarios. Sé que se puede, estoy sana como una manzana y lo voy a estar mucho más.

¡¡Hasta pronto compis!! 

lunes, 5 de junio de 2017

Este blog cumple 3 años

Hola,

Empecé el blog hace tres años. Mi intención era compartir un camino hacia el peso saludable con gente a la que leía desde hacía pocos meses. Las compañeras que recuerdo de entonces fueron mi soporte, me dieron ánimo y consejos. Que yo sepa, solo una llegó a tener un peso en el que se sentía cómoda. Algunas siguen igual que al principio, sin acabar de arrancar, más o menos como yo. Otras adelgazaron y volvieron a engordar. Me pregunto que será de todas y cada una de las personas que han comentado en mi blog o yo en el de ellas. 

Bien, me vuelvo a presentar:

Me llamo Pilar y tengo 45 años. Vivo en Barcelona con mi marido y mis dos hijos. Soy profesora de ciencias naturales en un instituto a unos 4 km de casa. Soy geóloga y me gusta mucho escuchar música, cantar, ir de excursión, hacer taichí y estar tranquila y en silencio. Siempre he sido tragona pero a partir de los 40 he ido sumando quilos casi cada año. Ahora mismo peso unos 72 kg, un poco más que cuando empecé este blog y casi lo mismo que cuando estaba embarazada de 9 meses. 

Hace tiempo que me cuesta imaginarme con los 58-59 kg que pesaba antes del primer embarazo. No recuerdo como era exactamente, pero sí que cuando estaba estirada me podía tocar el hueso de la pelvis, el ilíaco. Ahora todo es chica, grasa, yo que sé. Mi espalda también es más ancha, no me caben las blusas ni las chaquetas de hace 8 años. No digamos los pantalones, de los cuales guardo uno como recuerdo.

Creo que me he acostumbrado a ser así, me he acomodado a pesar más de 70 kg. Como dice Curvi, en el fondo no quiero adelgazar, no quiero hacer el esfuerzo, no me veo capaz de bajar los 14 kg que he engordado....

Y en cuanto escribo o pienso esto SIEMPRE me viene a la cabeza la frase "pues hazlo despacio: ahora 3 kg, dentro de unos meses 3 kg menos, etc." ¡Qué más quisiera mucha gente tener que perder solo 14 kg!... Pero a mí me parecen muchos porque no quiero dejar de comer. En realidad lo que quiero es comer como antes de casarme. También quiero tiempo para mí, a veces echo de menos el tiempo que viví sola pero sé que entonces quería estar acompañada y tampoco era tan feliz como ahora.

¡Qué cosas! No hay manera de llegar a un equilibrio perfecto. Imagino que a la mayoría de personas les pasa lo mismo que a mí o multiplicado por 10.

Bien, me lo tomaré con calma, como hasta ahora, y cuando esté preparada (o cuando el médico y mis análisis de sangre me den un susto... cosa que espero que no pase) perderé 5 kg, luego otros 5 y si me quedo en 60-62 kg, pues oye, eso que me llevo.

Bona nit, buenas noches.

sábado, 3 de junio de 2017

Las magdalenas

Hola!

Esta mañana he ido a comprar el pan y, en el horno, porque en Barcelona por suerte aún hacen pan de verdad en algunos barrios, habían hecho magdalenas.

Las he visto y me han venido a la memoria imágenes de mi abuela. Cuando tenia unos 13 o 14 años, mi abuela nos llevaba a hacer magdalenas y tortas planas al horno de Matías, el panadero. Le ayudábamos durante toda la mañana y hacíamos 200? 300? Ni idea pero todas nos sabían a gloria.

Pues hoy, ni corta ni perezosa, he comprado 3 magdalenas para recordar sabores, olores y texturas de otros tiempos. Y una a una, las he disfrutado despacio y saboreándolas. Estaban muy ricas aunque no fueran como las del pueblo, supongo que el aceite del pueblo y el horno de leña de Matías les daban un toque especial.

Vale, ya sé que una persona con notable sobrepeso no debería comer magdalenas pero.... y si siempre fueran solo 3... o 2? Y si siempre las saboreasemos así, disfrutando y no engullendo?

Aaaaaah, he aquí la cuestión. Saborear, disfrutar, sentir. Comer es un placer y nosotros lo sabemos. No hagamos que comer sea un vicio. No más ansiedad comiendo.

Oler, saborear, tocar, sentir....

Hasta otra.